Ordenador en peligro

Una cuestión son las causas, pero otra más relevante son los síntomas que manifiestan que el sistema operativo de nuestro ordenador funcione deficientemente: ordenador en peligro.


Suele ocurrir que cuando algo informático deja de funcionar, echamos la culpa a algo externo. Hace más de 15 años, cuando Internet no existía, los problemas informáticos eran debido a software o hardware. La aparición de Internet en nuestras vidas ha amplificado considerablemente la posibilidad de la aparición de problemas, incluso gordos en nuestro ordenador. Por lo general, el ordenador sigue igual, pero no el sistema operativo.

"Gracias a Internet" podemos sufrir de una considerable lentitud de las funciones del sistema operativo. Un PC lento puede ser síntoma de infección con malware. más aún, si se trata de un gusano o troyano. Por supuesto que esta situación puede darse debida a una falta de mantenimiento general, o que el disco duro está lleno, falta de memoria RAM, o que el procesador no puede con las solicitudes que recibe. Pero, Internet propicia fatalmente que no sean estas las razones de la lentitud de nuestro equipo.


Las ventanas emergentes cuando navegamos, son un peligro consumado, ya que invitan a instalar algo que, sin duda, es dejar entrar al malo... son una estafa enorme que habita en la Red, que puede poner en peligro la seguridad del ordenador así como los datos que hay en él. También las ventanas que aparecen sin ser llamadas pueden ser un síntoma de que algo tenemos instalado que las invoca de manera intrusiva. Lo más común es que se trate de un software malicioso para mostrar publicidad, pero cuidadín... porque puede ser algo más grave.


¿Quién no conoce el buscador ask.com? Intrusivo como el que más, aparece cuando pretendes realizar una búsqueda desde el navegador, y en vez de Google aparece este fantasma informático, cuya instalación se ha realizado sin nuestro consentimiento, y todavía más esotérico es el modo de desinstalarlo. Para conocer detalles, recomiendo una búsqueda en Google.


Pero todas estas situaciones derivan en un mal funcionamiento del sistema. Pueden aparecer pantallas azules, aplicaciones que se cierran solas, o que no podamos abrir un documento; cambian los iconos de nuestras carpetas o, también, algo que queremos borrar del ordenador se resiste por completo. Aunque los sistemas operativos están escritos muy favorablemente para el usuario, en ocasiones, ante determinados problemas de esta índole "malwariana" no saben qué aviso o información dar al usuario para explicar lo que ocurre. Incluso un software como el antivirus o firewall puede deshabilitarse exento de nuestra voluntad. El control se va tornando un descontrol. Y esto va creciendo hasta que de pronto lo más importante deja de funcionar, y la respuesta se encuentra en un servicio técnico que nos dice: hay que formatear. Y en este momento es cuando nos viene a la mente las copias de seguridad que nunca hemos realizado. O el antivirus y demás que no actualizamos debidamente, o que nunca hemos instalado un anti-de-todo en nuestro sistema operativo, para evitar intrusiones indebidas.


Mejor prevenir que curar. También esto se aplica a nuestro ordenador.