Certificado Servidor Seguro (SSL)

El certificado SSL cifra la información enviada a través de la web, es decir, todo lo que tiene que ver con el uso del formulario, cualquier suscripción que realicemos para recibir información, y por supuesto cualquier tipo de pago mediante tarjeta de crédito o débito.

La eterna cuestión que es la seguridad puede ser vulnerada sin este certificado implementado en tu sitio web, el cual encripta la información para que no pueda ser usada de manera no autorizada.

¿Que pasa a partir de ahora?

Tenemos desde la versión 56 del navegador de Google, Chrome, que nos avisa de un sitio web si es o no es seguro. Con lo que este certificado propicia el que Chrome no alerte de que nuestra página ‘no es segura’. 

Pero hay más... porque Google, como motor de búsqueda afianzado, define quién está posicionado y quién no. Y el asunto del SSL se convierte en una obligación, en principio para todas las tiendas virtuales publicadas en Internet. 

Lógicamente, disponer del certificado SSL, propicia una mejor reputación, que no es solo a efectos de imagen, sino, como hemos comentado, tiene los ingredientes necesarios para asegurar que nuestros datos están a salvo.

Y ahora, de nuevo, nos referimos a Google en cuanto al posicionamiento orgánico —natural— de nuestro sitio web. Tener o no implementado el certificado SSL influye en el posicionamiento. Con lo cual, un nuevo ingrediente para el SEO es que nuestra web disponga adecuadamente este protocolo de seguridad.

Se cuenta por la Red, a modo de rumor, que es posible que el certificado en cuestión deba ser implementado en cualquier tipo de web. Esto es, cualquier web, por sencilla que sea, independientemente de disponer o no de sistemas de pago seguro. Esto por el tiempo se conocerá al detalle...

La ‘parte positiva’ de este certificado y su implementación en nuestra web, es que, en términos económicos podemos estar hablando de un pago anual que puede rondar los 50 euros.

El certificado de Servidor Seguro lo puede contratar con la empresa que le lleva el alojamiento de su web, y convertir el HTTP en HTTPS, realizando, su webmaster, algunos cambios en el Sitemap de su web para no perder el posicionamiento actual, junto con otras optimizaciones.

Desde emprenet.es le podemos asesorar sin compromiso sobre este asunto que, a priori, ya es una necesidad para su web publicada en Internet.